Israel y Palestina: el valor del activismo por la paz / Esther Shabot, Excelsior, 25.9.16

Vivimos tiempos sombríos en los que todo parece dirigirse a una descomposición creciente y uno de los espacios en los que esta percepción es más aguda es sin duda el Oriente Medio. Ahí, las sangrientas guerras en Siria, Irak y Yemen, aunadas a las acciones terroristas generalizadas que proliferan como hongos y a la inestabilidad y penurias económicas endémicas de millones, no parece haber lugar para la esperanza. Tampoco para el añejo conflicto palestino-israelí existe siquiera el aliciente de un proceso político-diplomático que se encamine a resolverlo. Una parálisis indignante mantiene un statu quo que constituye una verdadera bomba de tiempo, sin que los liderazgos hagan otra cosa más que emitir palabras vacías que sólo sirven para encubrir y mantener la inmovilidad.

Por lo pronto, una de esas organizaciones denominada “Mujeres activan por la paz”, ha lanzado la iniciativa titulada “Marcha de la esperanza”. Se trata de nutridos conglomerados de mujeres judías y árabes que a partir del nuevo año judío que comienza a principios de octubre próximo, empezarán a marchar hacia Jerusalén desde los cuatro extremos del país.

http://www.excelsior.com.mx/opinion/esther-shabot/2016/09/25/1118847